Arrancan aplausos, gritos de asentimiento y ponen a la sala a bailar. Enormes, recomendadísimos.

En la sala el concierto arranca con Swamp Preachers, un dúo que se quedan con toda la peña en su actuación… y conmigo al final, ahora os cuento. Haciendo percusión con los pies en la Mississippi drum machine (tenéis que verlo), con una guitarra que él mismo se ha fabricado (y dos mas) y acompañando a un cantante de barba roja que toca la harmónica como quien ha pactado con el diablo en el cruce de caminos… nos hacen disfrutar muchísimo. Arrancan aplausos, gritos de asentimiento y ponen a la sala a bailar. Enormes, recomendadísimos. Chele me había hablado de ellos: “nos los traemos de Barna, ya verás como te van a gustar”. Se pasan toda la actuación hablando en inglés, cuando lo hacen en castellano lo hacen con un perfecto acento americano. Tanto que yo mismo caigo en la trampa. Estarán viviendo en Barna tal vez y Chele se ha equivocado… estos han nacido en un pantano americano fijo. Me acerco a Little John Revell, el vocalista y harmónica del dúo y tiro de mi inglés nivel medio (medio minuto tardo en mezclar palabras en español ) “Wer ar yu from” espeto pronunciando como os estáis imaginando. “Memphis”. Me suelta. “Ah ok. Som pipol tel mi que yu ar from Barcelona” “Yes, aunque mas bien de las afueras” me dice y nos partimos de risa.
Me cuenta que llevan ese rollo y que al final del bolo explican esto, pero como han tenido que cortar el show y no les ha dado tiempo lo están haciendo así, hablando con la peña entre el público. Se acerca una chica. “Wer ar yu from” la oigo decir y me alejo aguantando la risa. Qué buenos Swamp Preachers y qué divertidos. Recomendadísimos.